Durante muchos años ejerció como profesor del colegio Don Bosco.

Hace ya algunos años que tuvo lugar el acto de jubilación con el que toda la comunidad educativa despedía a Pepe tras mucho tiempo de haber mantenido su talante educativo para con tantos y tantas niñas de la Educación Primaria del colegio

Pepe supo asumir el dicho de don Bosco «educar es cosa del corazón» y no es posible educar si no se llega al corazón del educando.

Sus últimos años han tenido mucho de soledad y se han visto acompañados de una salud quebradiza; tal ha sido su final…

El Dios bueno premie sus trabajos y atenciones a los más pequeños.

¡Descanse en la paz de Dios! Hoy, 29 de julio, desde las 17 horas sus restos reposarán en el tanatorio San Vicente Ferrer (local pequeño): el funeral tendrá lugar allí mismo el martes día 30 a las 11.00 h.

Redacciòn: Juan Pérez González, salesiano

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para el uso de las mencionadas cookies y aceptando nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies