La exalumna del colegio, Pilar Blasco Climent, presidenta del Consell Valencià De la Joventut.. escribe:

En los últimos años la juventud ha sido capaz de poner en la agenda pública temas importantes, como son la crisis del cambio climático o la necesidad de luchar de forma clara contra el machismo, una lacra que afecta en gran medida a este sector de la población. Nadie dudaría hoy en día de que la juventud ha tomado las riendas de su propio futuro, pero desde el Consell Valencià de la Joventut siempre defendemos que somos el presente. ¿Tiene el gobierno tan clara esta premisa?

En lo que respecta al cambio climático, la hasta ahora vicepresidenta del Consell y encargada de elaborar las políticas dirigidas a la juventud valenciana, Mónica Oltra, comentó después de firmar el acuerdo de gobierno que «nos va la vida de nuestros hijos e hijas en ello». Sí, el cambio climático nos importa. Al igual que nos importa tener una vivienda, un trabajo digno o igualdad de oportunidades. Por eso, hay que hacer políticas integrales de juventud, porque precisamente somos el presente, no el futuro. Y, por ello, apostar por las personas jóvenes es apostar en seguro, es apostar a corto y a largo plazo.

Pero debemos ir mucho más allá. Es necesario que el gobierno de la Generalitat ponga todos sus esfuerzos y recursos para que los más de 280.000 jóvenes en riesgo de exclusión social mejoren su situación. Una tasa que se sitúa más de tres puntos por encima de la media estatal y que afecta, sobre todo, a mujeres jóvenes.

También deben trabajar duramente para revertir otra realidad: que solo uno de cada diez jóvenes consigue emanciparse antes de los 30 años, tal como apunta el observatorio de emancipación del Consejo de la Juventud de España, o el hecho de que 9 de cada 10 contratos a personas jóvenes son eventuales. Jóvenes que tienen prácticamente imposible construir un proyecto vital.

¿Se ha olvidado el gobierno de estas cuestiones? En el mismo acuerdo del Botànic II, se hace referencia a la Estratègia Valenciana de Joventut (EVJ): «Desplegarem l’Estratègia Valenciana de Joventut, en el marc del nou consell rector de l’IVAJ, garantint el dret a la participació i incidència política així com la transversalitat de les polítiques integrals de joventut». Que aparezca en el nuevo pacto es importante, pero lo es más aún el hecho de que ese objetivo no quede en papel mojado. Es imprescindible que todas las Consellerias hagan de la Estrategia Valenciana de Juventud una prioridad y que se coordinen entre ellas, algo que brilló por su ausencia durante el proceso de su elaboración.

Porque los y las jóvenes tenemos mucho que decir y el Pacte del Botànic debe estar dispuesto a escucharlo. No queremos ser sólo oyentes pasivos/as de las políticas que nos afectan, sino que cada acción debe abordarse desde una perspectiva juvenil. Y, en eso, las personas jóvenes debemos ser las protagonistas. Porque, como no nos cansaremos de repetir: la juventud no somos el futuro, somos el presente.

(https://www.levante-emv.com/opinion/2019/06/17/botanic-2-juventud-juego/1890435.html)

Información de: Levante, el mercantil valenciano, 17 de junio de 2019

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para el uso de las mencionadas cookies y aceptando nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies