Un grupo numeroso de chicos y chicas de 1º de Bachillerato y algún adulto reciben el Sacramento.

Después de tres años de preparación, con encuentros semanales, estos jóvenes culminan una decisión pensada, meditada concienzudamente; han quedado atrás algunos compañeros que decidieron -algunos últimamente- no dar el paso.

El sacramento de la confirmación, en palabas del papa Francisco, «ratifica» el bautismo y tiene como finalidad que el confirmando sea fortalecido con los dones del Espíritu Santo.

Con la iglesia repleta de fieles, padres, hermanos, amigos... en una ceremonia solemne, animada por el Coro Don Bosco y presidida por el vicario judicial de la diócesis, don Miguel Ángel Cremades Romero, con la imposición de manos y la unción del óleo sagrado fueron recibido todos ellos el sacramento.

Progresivamente fue formándose un ambiente de respetuoso silencio, de acogida y contemplación de lo que se estaba celebrando… contribuyendo a que los confirmandos se sintieran arropados por un público expectante y cercano.

Junto con el presidente confirmante estuvieron presentes varios salesianos acompañando al celebrante.

Con el paso dado por estos muchachos se inicia en todos ellos una nueva asunción de la fe recibida y personalizada.

Redacción: Juan Pérez González, salesiano

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para el uso de las mencionadas cookies y aceptando nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies