Tal evento tuvo lugar ayer, 3 de julio, en el Palau de les Arts de València.

Hacia las 11.00 h. del pasado 3 de julio daba comienzo el Primer Congreso de Colegios Salesianos.

Luis Notario, coordinador del acto, daba la Palabra a Vicent Marzà, conseller d’Educació de la Comunitat Valenciana, quien «comenzó agradeciendo los más de 150 años de esa idea que tuvo Don Bosco de crear espacios donde los niños y jóvenes pudieran ser felices, independientemente de su procedencia. Marzà máximo responsable de los colegios de la Comunitat Valenciana comentó que “en una sociedad en la que a veces se desligan los valores, los salesianos hacen un gran trabajo con metodologías innovadoras, con una educación que no se queda solo dentro del aula sino que apuesta por los últimos, para ayudar a la sociedad a convertirse en más humana, más justa”.

Intervino a continuación el provincial salesiano, Ängel Asurmendi, superior de la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora. Señaló en su intervención que “el secreto auténtico de una escuela está en las relaciones que se establecen en el centro educativo, entre los compañeros y con los profesores”. Y animó a los asistentes a “que en medio de este barullo y las controversias, se paren a mirar a los chicos y chicas que llegan a las aulas, conociéndolos y ayudándoles a encontrar su lugar en la sociedad, igual que Don Bosco miró al joven Bartolomé Garelli”.

Tras una breve oración y lectura bíblica seguida de una hermosa canción, la filósofa valenciana, Adela Cortina, recordó en su intervención titulada «Educar en la ciudadanía, Aprender a construir juntos» que “la acumulación de conocimientos no da la felicidad, sino que se consigue buscando los elementos básicos que van a permitir a los niños ser felices, y dirigirse hacia el modelo de vida buena que elijan”. Propuso a los participantes: “Educar a los alumnos para que sean dueños de sus vidas y lleven adelante actividades “felicitantes”, formadles en la prudencia y en el arte de lo suficiente”.

La jornada matinal estuvo amenizada por el humor y la música “a capella” del grupo B Vocal. La formación zaragozana ofreció diversos temas empleando sus espectaculares voces como único instrumento musical.

Por la tarde, Javier Cebreiros expuso el tema «Para ser mejor comunicador, hay que trabajar por ser mejor persona»; con esta idea, Javier defiende un modelo de comunicación que ha aplicado y compartido con éxito en múltiples organizaciones, universidades y grupos humanos.

Doctor en Comunicación, graduado y máster en Dirección de Empresas, fue elegido por Naciones Unidas como uno de los 25 empendedores para el cambio social. Durante su charla desarrolló su idea central sobre cómo aplicarla y hacer realidad en los Centros educativos.

Una hermosa jornada en un marco incomparable ha sido bein acogida por los miles de participantes, procedentes de los colegios salesianos de las provincias de Zaragoza, Castellón, Valencia, Alicante y Murcia.

(Información entresacada de la https://www.salesianos.es/index.asp)

Resume: Juan Pérez González, salesiano

 
 

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para el uso de las mencionadas cookies y aceptando nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies