Tras una larga enfermedad, muere en la noche de este 17 de julio.

Durante algunos años estuvo ocupando las tareas de conserje del colegio Don Bosco de Alicante.

Tras un tiempo de ocupar el puesto de trabajo, su salud inició un proceso de problemas que le pusieron en manos de médicos; de manera progresiva necesitó más atenciones hasta el desenlace.

Durante gran parte de su vida, José Francisco estuvo muy unido a la Obra salesiana de Alicante, Calle Tucumán, iniciando su colaboración como monitor del Centro Juvenil y posteriormente como colaborador, formando parte del equipo de padres en tareas de apoyo y mantenimiento.

Su talante y carácter afable, cercano, le hacían ser apreciado por quienes convivían con él.

¡Descanse en paz!

Redacción: Juan Pérez González, salesiano

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para el uso de las mencionadas cookies y aceptando nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies