Los artistas -sus profesores- les representan su versión de «Blancanieves».

Sus profesores, convertidos en artistas, quieren sembrar en sus pequeños alumnos que todos tienen que ayudar a Blancanieves en las tareas de la casa…

La única forma de encontrar la felicidad y la manera de estar todos contentos es ayudar a Blancanieves en sus quehaceres…; los siete enanitos han de colaborar en las faenas domésticas.

Así tendrán a Blancanieves como su seguro, su permanente presencia para que todos ellos tengan a alguien que vela permanentemente por ellos…

Los peque siguieron paso a paso el desarrollo de la trama de la obra.

¡Olé la magia de estos educadores!

Redacción: Juan Pérez González, salesiano

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para el uso de las mencionadas cookies y aceptando nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies