Cada día -hoy es el segundo- actúa un grupo de tres, cuatro y cinco años. Los dos primeros grupos  escenifican y se mueven al ritmo de un villancico mostrando su
incipiente -infantil- modo de moverse, gesticular, representar; todo conforme a tan temprana edad.

Al último grupo le corresponde poner en escena el nacimiento, con María, José y el niño Jesús, con Reyes Magos, pastores, estrellas, ángeles…

El público, papás, abuelitos de los pequeños, siempre entregado al hacer infantil de sus niños, perdonando todos los errores, inocentes ellos, y equivocaciones; aplaudiendo los gracejos en sus titubeos y traspiés.

Antes las mamás han empleado su buen hacer en los trajes y ornamentaciones de sus hijos con buen gusto y en el clima navideño en el que ya casi estamos inmersos.

Muy importante es el sencillo acto en palabras de Rosendo, director de Salesianos-Alicante o de la directora del colegio, Aurora, para estos niños que viven con ilusión todo lo que les cuentan de la Navidad; los elementos y personajes tradicionales no están ajenos a las ornamentaciones escolares y trastiendas teatrales en las que ocupan el primer lugar los personajes de siempre, los que hacen la Navidad y le dan justificación.

Un año más estará presente todo el Centro educativo en estas vivencias e invitará a padres y familias a la vivencia navideña con sus hijos e hijas.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para el uso de las mencionadas cookies y aceptando nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies